Gimnasio

ENTRENADOR PERSONAL

En Relise nuestros usuarios tienen un trato y control deportivo personalizado. Para los más exigentes, también ofrecemos el servicio de “Entrenador Personal” o “Personal Trainer”.

Todo usuario que se da de alta rellena un cuestionario médico, para estar al corriente de posibles dolencias, lesiones, molestias o problemas de salud que puedan influir a la hora de hacer la actividad física; Durante un par de semanas tendrá una fase de adaptación con un circuito básico y posteriormente le preparamos una ficha de entrenamiento dependiendo de su objetivo, número de sesiones semanales y tiempo que le dedicará a cada sesión, haciendo un seguimiento diario del mismo y modificando dicha ficha cuando se considere oportuno según cada persona y de la constancia que tenga. Todo ello de una forma conjunta al poder estar trabajando diferentes usuarios a la vez en la sala.

El entrenador personal primero se entrevista con usted para averiguar sus objetivos, hábitos alimenticios, rutina, el trabajo diario y estilo de vida. Entonces solicitaremos un cuestionario médico más detallado y luego prepararemos sus sesiones de entrenamiento exclusivas y personalizadas para usted. Su entrenamiento personalizado puede ir más allá de la simple aptitud y apuntar a otros deportes específicos, siempre basado en sus necesidades y peticiones.

Estas sesiones no necesitan ser tan estrictas y pueden variar y modificarse en cualquier momento en función de su estado físico y mental, siendo éste uno de los puntos fuertes de nuestro entrenador personal, ya que esto requiere conocer bien a nuestro cliente y construir una confianza mutua que sólo se puede obtener a través de un tratamiento muy personal y entrenamientos. En casos especiales, el entrenador personal debe adaptarse a la situación y ser capaz de cambiar radicalmente la formación programada, realizando los cambios necesarios para adaptarse mejor al momento para nuestro cliente.

En según qué entrenamientos también se complementa con pulsómetros y sistemas informáticos, permitiendo ver los progresos y registrando el ritmo cardiaco, calorías gastadas, porcentajes respiratorios, etc.
Dentro de los objetivos al contratar un entrenador personal podemos destacar la motivación, ejercicios selectos, seguridad al estar siempre supervisado directamente por el entrenador, seriedad, progreso de forma más eficaz y despreocupación por lo que va a hacer pues en todo momento es el entrenador quien decide que ejercicios hacer en dicha sesión.

Se puede conseguir mejorar la resistencia aeróbica o anaeróbica, perder peso, tonificar, ganar masa muscular, fortalecer tren superior o inferior, fortalecer la espalda, rehabilitar musculatura, mejorar la flexibilidad y sobre todo mejorar el bienestar y la calidad de vida.
Este proceso debe ir acompañado por una alimentación sana y equilibrada, para lo cual el entrenador ayuda a establecer unas pautas de alimentación y si es necesario elaborando una dieta personal en base a todo lo mencionado.